domingo, 14 de diciembre de 2008

consejos para pasar las fiestas en paz


COMO MANEJAR EL TEMA DE LAS FIESTAS Y NO MORIR EN EL INTENTO

Llegan las fiestas, llega el tiempo donde falta tiempo para todo, donde se nos suman a todas la obligaciones que tenemos, las obligaciones de acordarnos de los regalos para todos, los preparativos de las comidas de navidad y año nuevo, los últimos retoques de la casa, etc, y también tenemos que acordarnos de nuestros queridos amigos, nuestros amigos peludos.
Si bien hay muchos perritos que no sufren pánico por los ruidos y explosiones, hay otros que si, y además tenemos que tener en cuenta otras cuestiones a la hora de manejar a nuestras mascotas durante las fiestas.
Veamos algunas de las cuestiones a tener en cuenta
si el perro tiene miedo a los petardos y ruidos fuertes, es imprescindible consultar con su veterinario para que lo asesore con respecto a que tipo de sedación aplicar en el animal, ya que el conoce su historia clínica completa, su peso exacto y antecedentes particulares como para dar la dosis correcta. No le recomiendo comprar las gotitas en un pet shop o en una forrajería, ya que la persona que la vende no tiene idea de lo que esta vendiendo, y además no es un profesional habilitado
si lo van a dejar solo, hay que tener cuidado de donde va a quedar, que no haya ventanas ni puertas de vidrio que pueda atravesar o que puedan romperse y producirles heridas que les puedan ocasionar la muerte, si van a quedar en un lugar pequeño, hay que fijarse bien de que no haya productos tóxicos a su alcance como lavandina, detergentes, aguarrás, diluyentes, acetonas, pinturas, plásticos, etc. hay que tener los mismos cuidados que se tienen para los niños, pero además tener cuidado con cosas tales como, cables enchufados que puedan morder, tapitas de envases, hasta las perillas de los electrodomésticos pueden ser peligrosas.
es preferible dejarlo en un lugar cerrado, con una radio, prendida bajito, y una luz tenue, que preferiblemente esté fuera del cuarto. No le dejen comida, pero si agua fresca en uno o más recipientes, que no los puedan volcar para evitar que se queden sin bebida.
si lo tienen que dejar solo, toda la noche y parte del día siguiente, es conveniente dejar algún vecino o amigo encargado de ir a revisar como están las cosas y dejar a mano el teléfono de su veterinario para cualquier emergencia. Acá es donde realmente tiene importancia la elección del veterinario, averiguar previamente con el profesional si esta disponible para atender a sus pacientes o en el caso de que no fuera así, a quien recomienda para reemplazarlo, con nombre, teléfono y dirección del lugar de derivación. Todo esto hacerlo con anticipación, para saber que caminos tomar a la nueva dirección y no perder el tiempo en averiguar donde queda después, otra posibilidad es chequear con el profesional o clínica a la que se deriva si realmente están de guardia y atienden pacientes externos sin la derivación del profesional de cabecera. No estaría de más consultar honorarios y formas de pago para no encontrarnos con ninguna sorpresa. En el caso de que su profesional tenga un teléfono de emergencia, averiguar si realmente esta disponible, ya que muchos veterinarios dan un celular de emergencia que nunca contestan o esta apagado.
si se va a realizar una reunión con invitados en la casa, consulte con su veterinario, si es necesario la sedación de su mascota, de acuerdo a su carácter. Trate de que no esté incomodando a los invitados, robando comida o atacando la parrilla. Hay que ser buenos anfitriones y recordar que los perros no le gustan a todo el mundo. Pero lo más importante es evitar que nuestro amigo sufra descomposturas post fiestas, por comer lo que no debía o sufrir accidentes con huesos de asado, que pueden ocasionar obstrucciones intestinales u otras patologías peligrosas, e inclusive tener un problema con algún invitado que sin querer se acercó a un hueso y el perro lo tarasconea, pensando que se lo quiere sacar. Las observaciones antirrábicas salen caras. Así que tenga en cuenta todo esto, incluso no le echemos la culpa al perro solamente, nunca falta el invitado quisquilloso que hace un escándalo e inicia una demanda porque el perro le lamió la mano.
independientemente de si nos vamos o nos quedamos, es importante tener cuidado con las puertas o los alambrados perimetrales, para evitar que se escapen a la calle en cualquier descuido y los perdamos simplemente por una negligencia o un descuido. Especialmente si hay invitados que pueden no estar acostumbrados a tener animales y no prestan atención a si cerraron bien las puertas. Si tenemos entrada de coches o un jardín lo suficientemente grande como para que entren los coches, extremar los cuidados cuando entran para que no atropellen a ningún animal, y sobre todo cuando salen, ya que se van con unas copas de más y por supuesto es más fácil reponer el pilar de la entrada que a una mascota querida. Así que lo mejor es tener un lugar donde poner a nuestro amigo para salvarlo de nuestros otros amigos humanos
y por que no, una buena idea es hacerle un regalito de navidad a nuestro amigo peludo, y uno excelente es un lindo collar con una medallita donde figuren su nombre y el teléfono donde contactarnos en caso de que aunque hayamos extremado los cuidados tuviéramos la desgracia de perderlo
Bueno, si tomamos al menos estas precauciones, estoy segura que todos podremos pasar unas hermosas fiestas en compañía de nuestros seres queridos. Les deseo a todos una muy feliz navidad y un muy excelente comienzo de año 2009, en paz y con salud
.

2 comentarios:

claudia dijo...

Total y absolutamente acertados los consejos de Cristina...en las fiestas, aparecio en mi casa un perro que..estaba no asustado..ASUSTADISIMO...quedo casi incrustado en la reja de casa por querer meterse dentro...obvio, lo hice entrar y paso año nuevo debajo de la mesa entre los pies de todos..y no me canso de AGRADECER a Cris..ya que se me hacia imposible adoptar a ese perro ( muy grande ) ya que tengo 13 gatos, dos perros y casa chica. Ella se movilizo y logro ubicar a los dueños..que eran de a poco mas de 1 km de casa...realmente al diploma de médica veterinaria...se le debería sumar el de "EXCELENTE SER HUMANO" ..no solo se preocupa sino que se ocupa..asi que..tanto yo como mis patotas gatunas y perrunas...les decimos GRACIAS !!!

Brenda dijo...

Muy buenos consejos Cris!
Qué lastima que los "humanos" no terminemos con esos cohetes de porquería, que además de poner en peligro a las personas, les hacen tan mal a todos los animales...